La ciudad medieval. Origenes y triunfo de la Europa urbana Ouvrage (y compris édition critique et traduction) - 2004

Thierry Dutour

Thierry Dutour, La ciudad medieval. Origenes y triunfo de la Europa urbana , Paidos, 2004. ISBN 950-12-5043-1

Resumen

La instauración y el triunfo de una civilización urbana, a través de la lenta metamorfosis de un mundo rural, seguida de una segunda metamorfosis por la que la Europa urbana se convirtió en un mundo industrializado : estos son los dos grandes hechos de una evolución que se ha prolongado, sin interrupción, durante los últimos quince siglos de la historia europea. Este libro está dedicado al estudio de la primera. Domina la época medieval, identifica su singularidad y nos anima a observarla a su luz. El crecimiento de las ciudades existentes, la incesante proliferación de nuevas ciudades, la transformación de las aldeas en pueblos y de los pueblos en ciudades, la creación de un nuevo mundo urbano en la Edad Media, pueden entenderse analizando la estrecha relación entre los habitantes de las ciudades y la tierra, en un mundo progresivamente penetrado por el intercambio comercial, sobre todo local, y por la necesidad de las ciudades. Las creaciones urbanas que la época industrial ha heredado _a menudo olvidándolo_ nacen de esta evolución : el dominio de las élites civiles y ya no de los guerreros, la promoción de valores sociales como el trabajo, la competencia y la honorabilidad resultante, la difusión cada vez más amplia del empleo asalariado, la importancia adquirida por preocupaciones que empiezan a ser familiares para la mayoría de los habitantes de las ciudades, como la inmigración, la configuración de las ciudades en mosaicos de redes de solidaridad y de barrios, y la inseguridad. Para considerar estas cuestiones, Thierry Dutour utiliza un análisis atento a las actividades de las personas, a las formas en que se integran en la sociedad, a los individuos que, a través de sus diversas relaciones, crean una realidad social que forman y que, al mismo tiempo, los forma, en un doble movimiento permanente. De hecho, durante siglos, el trabajo y los esfuerzos de innumerables personas anónimas, laboriosamente oscuras, en busca de una vida mejor o simplemente diferente, han sido el motor de toda la evolución : son, por tanto, ellas las que se benefician de toda la atención

Voir la notice complète sur HAL

Actualités